ROTUNDAMENTE NEGRA©


ROTUNDAMENTE NEGRA©


Porque me acepto
rotundamente libre
rotundamente negra
rotundamente hermosa.

Wednesday, July 4, 2012

Lo mío no es exilio ©


                                                                                                                                                                       
Ya mucho se ha escrito sobre el exilio
y el dolor que causa vivir confinado
a la ventana sombría de la propia tierra.
Por eso
yo no vengo a contarles
una historia que no viví.

Porque  el mío                                                                               
no tiene nada que ver
con la necesidad
de una vida sin regresos
y llena de nostalgias.

El mío no es exilio.
Es la voluntad de conocer el mundo
desde otro principio.

El mío no es exilio.
Es la voluntad de describir amaneceres
con tintas de otros colores.

El mío no es exilio.
Es la necesidad de abrir el mundo
desde otra puerta
y relatarlo con los ojos
de otras lenguas.

Ya he recorrido exilios de otros,
e intento entender
la impotencia de una vida sin patria
sin horizonte.

Porque yo si regreso
preparo equipajes cada cierto tiempo
y acomodo  con cuidado
recuerdos de otras tierras.
y lleno mis paredes de imágenes
que perpetuan
la pasión de lo viajado.

Ya conocí el exilio en las confidencias  de otros
y me contaron sus horrores
sus muertos.

Por eso,
lo mío no es exilio.

Yo más bien,
encontré la libertad
a través de esas historias.
Y la volví a encontrar
a través de mis cambiantes domicilios.

Por eso
lo mío no es exilio
es la búsqueda de la verdad
amaneciendo en la otra orilla
sintiendo como sopla el viento
al otro lado del horizonte.
Sintiendo  los olores y los sabores
del mundo de los otros.

Lo mío no es exilio…o es?

Porque yo si regreso
y me acurruco con los amigos de antes
y  ellos me abrazan con fuerza
y me dicen cuanto me extrañan
mientras reímos juntos de cosas sin sentido.

Regreso a la casa de mi madre
y con mis hermanos y hermanas
celebro el regreso
nos contamos nuestras cosas
discutimos sobre cosas banales
mientras mi madre prepara
el almuerzo del domingo
y  abre las ventanas
para que entre la luz
y  yo no me sienta ajena.

Lo mío no es exilio
lo mío tiene que ver
con deletrear el mundo
desde los ojos de los otros
tiene que ver con una tristeza
de un tamaño diferente.

Tiene que ver con regresar
y querer quedarse en casa
porque se hace tarde
el tiempo ya no espera.
y la vida se hace corta allá afuera

Tiene que ver con extrañar los lugares
más simples y más tibios
y aquí afuera
en la otra orilla
no consigo encontrarlos.

Lo mío no es exilio
pero se hace tarde
y cada más
se siente como si lo fuera
Y cada vez más
se hace tiempo de regresar.