Sunday, November 25, 2012

PARTICIPACION EN LA CLAUSURA DE LA SEMANA DE LA CONCIENCIA NEGRA. FOZ DE IGUAZU, PARANA


La sesión fue iniciada por un grupo de estudiantes representando poemas de Mary Grueso, Concepción Evaristo y otros poetas afrodescendientes. Ataviados con trajes y turbantes a la usanza africana, la presentación preparada por estos cuatro talentosos jóvenes fue acompañada de música y un video representando la travesía de algunas comunidades africanas en busca de agua. Una presentación sencilla, directa y llena de poesia,  con mensajes sobre la autoconciencia, auto estima y de cambio, para clausurar la Semana de la Conciencia Negra en la Universidad Federal de Integración Latino-Americana (UNILA) en Foz de Iguazú, Paraná. 


Luego de esa presentación y ante una sala  completamente llena, fui introducida por la Profesora Ángela Ma. De Souza,  responsable de la organizacion de evento, y me coloque al frente de la sala para dar la exposición de cierre: 
La responsabilidad Histórica de los Artistas Afrodescendientes. 
Ante un auditorio compuesto por estudiantes y profesores argentinos, uruguayos, paraguayos, bolivianos, colombianos y brasileiros, pero con una proporción mínima de estudiantes afrodescendientes, inicié mi exposición. 

El día de la conciencia negra es celebrado en Brasil cada 20 de Noviembre y es una fecha dedicada a la reflexión sobre la inserción de los afrodescendientes en la sociedad brasileira. La semana dentro de la cual se ubica ese día, recibe el nombre de la Semana de la Conciencia Negra. La fecha coincide con el día de la muerte de Zumbi dos Palmares en 1695. La fecha pretende rememorar la resistencia de los pueblos negros a la esclavitud desde la llegada del primer cargamento de africanos a suelo brasileño. Durante esta semana son debatidos diversos temas que atañen a la comunidad afro Brasileña como inserción en el mercado laboral, cuotas universitarias, discriminación por parte de la policía, etc. 

Mi exposición versó sobre temas relacionados con el compromiso de los artistas afrodescendientes en el proceso de transformación de nuestras realidades y el hecho de que toda obra artística, al ser el resultado de una realidad determinada, lleva implícita una intencionalidad. Durante la exposición, se discutió el valor de arte y la palabra escrita como instrumentales en la lucha por la emancipación y las reivindicaciones políticas y sociales y la responsabilidad de los artistas y los escritores afrodescendientes de dar testimonio de su historia y su cultura. Los artistas afrodescendientes no podemos permanecer al margen de la historia. 

Mi presentación, de unos 40 minutos y reforzada con la lectura de algunos poemas, fue seguida por una etapa de intercambio con los asistentes. Habiendo provocado reacciones diversas entre profesores y estudiantes, hubo algunas preguntas más bien tímidas al principio, que abrieron la discusión para finalmente tornar la sala en una avalancha de opiniones, cuestionamientos y testimonios de vida. Fue una sesión maravillosa y de un enorme aprendizaje. 

Dos cosas no dejan de sorprenderme. Las estadísticas indican que más del 50% de la población brasileira está compuesta por afrodescendientes. Durante este año, he tenido el honor de ser invitada a participar de diversos eventos académicos en Universidades Brasileiras. UNILA, lejos de ser la excepción, solo confirma de manera chocante que la presencia afrodescendiente entre profesores y estudiantes en la educación superior brasileira es alarmantemente limitada. 

Segundo, y reconociendo los avances que ha tenido la estructura legal brasileira, así como el aumento en el nivel de conciencia de los Brasileiros, no dejan de asombrarme los comentarios arrogantes, la preguntas malintencionadas y los rostros y comentarios ingenuos de miembros del público no afrodescendiente, cuando se tocan los temas de racismo, discriminación, derechos y participación política de los afrodescendientes , pero sobre todo, cuando el tema de las cuotas raciales es mencionado. 

Sorprende además, como en el curso de las discusiones, algunos nacionales de países vecinos, tienden a colocar especial énfasis en las diferencias entre las realidades de sus países y la realidad Brasileira. Como implicando que la realidad de los afrodescendientes de sus países es mucho mejor y discrepa en mucho de la situación afro brasileira. Lo que esto demuestra para mí, es una falta de sensibilidad y una gran ignorancia ante una realidad que en el fondo, sienten que no les atañe. 

Reconociendo que las realidades no son de ninguna manera idénticas, a este grupo más le valdría revisar las estadísticas, intentar escuchar los testimonios individuales y del movimiento negro de sus propios países para entender que la realidad de los afrodescendientes del resto de países América Latina, no dista tanto de la realidad Brasileira. En fin, para lograr realmente despertar la conciencia y favorecer cambios sostenibles, valdría la pena que intentaran colocarse en los zapatos del otro. 

Yo me siento privilegiada de ser parte de este proceso de transformación de la realidad afro brasileira. Ser partícipe del cambio y poder aportar con mi trabajo al cambio. Mi participación como expositora principal en la ceremonia de clausura en la UNILA, facilitó un debate muy enriquecedor con profesores y alumnos y aportó elementos para continuar la discusión y la sensibilización de los presentes. Como intelectuales o artistas tenemos un privilegio y por lo tanto una responsabilidad con nuestras comunidades. 

Brasil ha hecho importantes cambios en su legislación, además de implementar una serie políticas tendientes a reducir la enorme brecha que aun mantiene a los afro brasileiros en clara desventaja con respecto al resto de la sociedad. Aun cuando es mucho lo que aun falta por alcanzar, este país se ha convertido en un punto de referencia para el resto de países de América Latina y me siento honrada de ser parte de ese proceso y agradezco profundamente a quienes han facilitado mi participación. 



Sunday, August 26, 2012





QUISE ©


Quise arrancarme los ojos porque estos no me pertenecían
Quise borrar mis apellidos porque no eran míos
Quise aumentar el volumen de mis nalgas 
porque estas no correspondían
Quise olvidar mi lengua porque el acento me era ajeno
Quise oscurecer mi piel 
porque su tono no era lo suficientemente oscuro 
Quise volver a casa porque en esta no me querían
Quise quemar la escuela porque yo no existía
Quise borrar los libros donde mi imagen estaba errada
Quise nacer de nuevo y descubrirme en otra historia
Yo quería que la realidad fuera distinta 

Pero era esta
Entonces
me converti en poeta.


QUIS ©

Eu quis tirar os meus olhos porque estes não me pertenciam
Eu quis apagar os meus sobrenomes porque não eram meus
Eu quis aumentar o tamanho da minha bunda 
porque a minha era muito pequena
Eu quis esquecer minha língua 
porque senti que meu sotaque era alheio
Eu quis escurecer minha pele 
porque o cor escura não era suficiente
Quis voltar para casa porque aqui eles não me queriam
Quis queimar a escola porque eu não existia
Quis apagar os livros porque minha imagem estava errada
Quis nascer de novo e descobrir-me numa outra historia
Eu queria que a realidade fosse distinta
Mais era esta
Então
Tornei-me poeta.





Wednesday, July 4, 2012

Lo mío no es exilio ©


                                                                                                                                                                       
Ya mucho se ha escrito sobre el exilio
y el dolor que causa vivir confinado
a la ventana sombría de la propia tierra.
Por eso
yo no vengo a contarles
una historia que no viví.

Porque  el mío                                                                               
no tiene nada que ver
con la necesidad
de una vida sin regresos
y llena de nostalgias.

El mío no es exilio.
Es la voluntad de conocer el mundo
desde otro principio.

El mío no es exilio.
Es la voluntad de describir amaneceres
con tintas de otros colores.

El mío no es exilio.
Es la necesidad de abrir el mundo
desde otra puerta
y relatarlo con los ojos
de otras lenguas.

Ya he recorrido exilios de otros,
e intento entender
la impotencia de una vida sin patria
sin horizonte.

Porque yo si regreso
preparo equipajes cada cierto tiempo
y acomodo  con cuidado
recuerdos de otras tierras.
y lleno mis paredes de imágenes
que perpetuan
la pasión de lo viajado.

Ya conocí el exilio en las confidencias  de otros
y me contaron sus horrores
sus muertos.

Por eso,
lo mío no es exilio.

Yo más bien,
encontré la libertad
a través de esas historias.
Y la volví a encontrar
a través de mis cambiantes domicilios.

Por eso
lo mío no es exilio
es la búsqueda de la verdad
amaneciendo en la otra orilla
sintiendo como sopla el viento
al otro lado del horizonte.
Sintiendo  los olores y los sabores
del mundo de los otros.

Lo mío no es exilio…o es?

Porque yo si regreso
y me acurruco con los amigos de antes
y  ellos me abrazan con fuerza
y me dicen cuanto me extrañan
mientras reímos juntos de cosas sin sentido.

Regreso a la casa de mi madre
y con mis hermanos y hermanas
celebro el regreso
nos contamos nuestras cosas
discutimos sobre cosas banales
mientras mi madre prepara
el almuerzo del domingo
y  abre las ventanas
para que entre la luz
y  yo no me sienta ajena.

Lo mío no es exilio
lo mío tiene que ver
con deletrear el mundo
desde los ojos de los otros
tiene que ver con una tristeza
de un tamaño diferente.

Tiene que ver con regresar
y querer quedarse en casa
porque se hace tarde
el tiempo ya no espera.
y la vida se hace corta allá afuera

Tiene que ver con extrañar los lugares
más simples y más tibios
y aquí afuera
en la otra orilla
no consigo encontrarlos.

Lo mío no es exilio
pero se hace tarde
y cada más
se siente como si lo fuera
Y cada vez más
se hace tiempo de regresar.