Friday, September 11, 2009

LAS NEGRAS CAMPBELL!!!!!

¡Las negras Campbell!
M.A.M. Allan F. Castillo
bigboss333@msn.com

Cada octubre celebramos las “Culturas”, en memoria al “descubrimiento” de América; a su vez están los Carnavales de Limón. Quiero compartir y celebrar con ustedes, asiduos lectores, algo más trascendental que las culturas desde nuestro de punto cronológico. Me remontaré a los orígenes de la humanidad occidental. Este homenaje de hoy, nació en África miles de años atrás y nos trajo en más que poesía y cantos, que rondan ya el orbe, las puras sonrisas de hijos y nietos: de familia.

Me refiero a las hermanas Campbell, Doris, Narda, Epsy, Shirley y Sasha. Estas negras, que sirven de bastión y motivación, no sólo en su natal Limón sino también en latitudes donde se les admira y aplaude, son la razón de la celebración a la familia y a la lucha con integridad de un ser humano por hacerse valer. El Centro de Cooperación Española en Costa Rica, hizo un justo giro en sus espacios y vemos la presencia de familia en sus actividades, logra pues, integrar el desarrollo cultural y educativo con la promoción de la unión de familia.

Forman un quinteto de maravilla, apoyándose mutuamente sin titubear. Perdónenme los hermanos, Luis y Gustavo, pero acá los hombres no somos nada. Hijas del ex director de Aduanas que logró estar cuatro años enteros en el puesto, y de doña Shirley, cultísima mujer, gentes que explican con paz interna y ternura las diferencias lingüístico culturales entre el limonense y el afrocaribeño (jamaiquino, haitiano, dominicano, etc.); llenos de alcurnia verdadera.

Me motivé al ver la bebé de Sasha; a un año de edad; esos ojos que en aún no identifico el color y ya bailando, feliz y pura, la niña se adueñó junto a primos y primas del Centro Español. En algunas de las esquinas del edificio, los primos jugaban, conversaban con libertad y tranquilidad. Sabían que sus padres, tíos y amigos les respetan y apoyan; se nota que mantienen una comunicación absoluta y que lo primero que aprenden es a no tener miedo, a tener la sinceridad y el honor de frente y a no ocultar su hermoso color de piel, sus sonrisas ilimitadas, en fin, a vivir sabiendo quiénes son y representándolo sin tapujos.

Demostraré en forma de sinopsis de menor a mayor de las hermanas Campbell, los aspectos dignos de homenaje al África que vive en su sangre limonense y ejemplo para nosotros, quienes faltos de un origen de este nivel, nos ponemos títulos de señores y...

Sasha Campbell no sólo tiene una voz de ángel y una capacidad escénica abrumadora, es a su vez una mujer sensible; por sus ojos se trasciende la pureza del alma. Esa mirada de negra (porque las blancas y los blancos no lo tenemos) que nos eleva, hasta refugiarnos en la sonrisa de su hija, demuestra que para elevarse a lo sublime hay que tener la sencillez y humildad de una madre llena de amor. Saberla en un futuro con un reconocimiento internacional no es nada ante el reconocimiento de sus seres queridos, sus limonenses y el ejemplo que da de continuo esfuerzo con el orgullo de su alma pura y cuerpo negro.

Shirley Campbell no es sólo una poeta con arraigo y que expresa de manera llana sentimientos y vivires con el alma y la fuerza de tantas generaciones de tribus africanas en su sangre al punto de sentirnos pequeños seres, es una mujer que ha volado en defensa de su negrura y de las mujeres. Una artista con sentido social y humano que no se doblega así de fácil. Sabe que ser negra es toda una bendición, pues por herencia genética le toca tener sabiduría de la naturaleza pese las tormentas. Buscó su origen en África y se encontró entera, digna y libre. Se encontró completa y humana. ¿Cómo no rendir homenaje a tal sabiduría, expresada en vida de hija, hermana y madre?.

Epsy Campbell, pues qué diré... la ovejita negra, pues nos salió política (algo en desuso para este siglo) pero que con la fuerza y resistencia de una negra y una sangre que sufrió por generaciones, lucha por sus ideales y por sus semejantes sin distingos y sin resentimientos. Fuerte como pocas mujeres, decidida como sus hermanas a seguir y seguir, mirando hacia atrás con el afán de mejorar el futuro. Su comida es algo más que mágica, es una herencia que vive intensamente y que inculca a diario.

Narda Campbell, con solo la sonrisa cura cualquier mal. La camada de niños le obedece sin objeción. Su comunicación visual parece la de una guía de tribu antigua con el carácter de una mujer del siglo actual. Espontánea y digna, camina mejor que muchas de las grandes señoras de muchas grandes sociedades (me perdonen la Reina Madre y por supuesto la esposa de Bush).

Doris Campbell, a diente pelado y agilidad felina, nos enseña un poder y humildad que sus hermanas han aprendido (y eso nadie me lo dijo) su forma erguida y mirar agudo enseñan la determinación de la superación siguiendo el esquema del orden. Ha logrado ser más que hija, hermana y madre: amiga. Negra de pura sepa nos dice con sus silencios lo hermoso de sufrir: el perdonar.

Ante estas negras Campbell, ¿qué podemos hacer los mortales?.-

1 comment:

Anonymous said...

Gracias por hacerme partícipe de tu página y dejar al mundo leer mi admiración y humilde reconocimiento al África mía y de mi alma

Allan F. Castillo
bigboss333@msn.com
acastillo@neuvertconsulting.com
desde Costa Rica